fbpx

Una mudanza de oficina llevan al equipo de trabajo a una situación bastante preocupante, pues el temor latente de perder su material de trabajo les pone «los pelos de punta». Sin embargo, someter a una compañía completa a la incertidumbre de «¿qué será de mí si se pierde X material?» podría evitarse si se tienen las previsiones necesarias.  

Para comenzar te daremos 2 consejos INMORTALES y fundamentales: ¡No abandones los marcadores y contrata una empresa de mudanzas de oficina responsable! Además, sigue estas recomendaciones para evitar un cuadro de estrés postraumático y que este no afecte a la productividad laboral. 

 

¡Con estos tips nada podría salir mal en una mudanza de oficina!

 

1-¿Tu compañía está organizada por departamentos? ¡Almacena por área! Para descartar la posibilidad de que el material se mezcle, lo mejor es que cada grupo de trabajo haga un inventario y empaqueten los objetos de su espacio laboral. Sólo ellos recordarán cada pieza y monitorearán su reubicación correcta.  

2- ¡Etiquetas por doquier! Tanto el etiquetado de los almacenajes como la identificación o descripción de lo que contiene cada caja les facilitará a todos el trabajo durante la mudanza de oficina. Es por ello que debes hacer del rotulador el corazón del traslado. Al momento de ubicar los objetos será mucho más fácil, ¡no tendrás que jugar a los acertijos! 

3- Un trato especial. Los elementos de una oficina son sumamente delicados, no sólo por su fragilidad sino por su confidencialidad e importancia para la producción de tu empresa.  

¡Cuidado! Las pertenencias deben tener un tratamiento individualizado, pues en ellas está la vida de tu corporación. Su integridad va a depender de una correcta categorización, embalajes y precintos de seguridad, además de su custodia durante todo el recorrido del traslado. 

4- ¡Que todos lo sepan! Una mudanza de oficina genera cambios para todos los empleados, usuarios y personas o corporaciones afines. Pasar este punto por alto podría notarse negativamente en tus indicadores de producción. 

En este sentido, es fundamental planificar el traslado, al menos, 3 meses antes y notificárselo a tus compañeros de trabajo para que puedan reorganizar su rutina. Adicional a ello, NO OLVIDES comunicárselo a tus clientes y proveedores, y anunciarlo en las redes sociales corporativas.  

 

Mudanzas de oficina: ¿cómo proteger el mobiliario?

 

5- Una oficina comprometida clama profesionales responsables. ¿Qué te queremos decir? ¡Haz la mudanza de oficina con verdaderos conocedores! No cualquiera asume con rigor el trabajo meticuloso que demanda el mobiliario, los archivos y los instrumentos electrónicos o informáticos de tu empresa. ¿Confiarías tu negocio a inexpertos? 

Mover una oficina sólo podría percibirse como “un abrir y cerrar de ojos” cuando los mudanceros están capacitados y disponen de las herramientas precisas para manipular y transportar objetos de diferentes dimensiones, asumiendo la protección que ameritan tus artículos laborales… atando cabos, nos damos cuenta que hablamos de Bizidem. Los reconocerás por sus traslados impecables, su profesionalidad y su poderosa txapela negra. 

En los negocios invertimos y luchamos contra las pérdidas, así que cambiar la dirección de tu oficina debe ser un proceso tranquilo, planificado y con un margen de error mínimo, puesto que los contratiempos acabarían con horas de productividad en tu empresa. Resguarda tus números y optimiza los cambios, ¡comunícate con Bizidem! 

 

Una mudanza de oficina es perfecta si la haces con una agencia dedicada al traslado de empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat