El agua es nuestro recurso y fuente de vida más preciado, por lo que debemos trabajar duro para protegerlo. La cantidad de agua que tenemos no es ilimitada: solo el 3% del agua disponible en la tierra es apta para el consumo.

Es por esto que te recomendamos que realices algunas pequeñas acciones para ahorrar agua, y también mostrarte algunos de los beneficios que esto puede traer, sigue leyendo para comprobarlo.

¿Por qué es tan esencial el ahorro de agua?

  • Ahorro.
    Obviamente, al consumir menos agua en el trabajo diario, los recibos de agua se pueden aminorar notablemente, pero este es un gesto simple y fácil de usar que no debe perderse. Hay muchas otras tareas que pueden reducir tus gastos diarios: reducir la cantidad de lavadoras, acortar el ciclo de trabajo del lavavajillas o acortar el tiempo de la ducha no solo pueden ahorrar agua, sino también electricidad.

 

  • Ayuda a proteger el ecosistema.
    Si restringe el uso de agua todos los días, puede reducir el consumo de energía para el procesamiento y abastecimiento de las casas, lo que ayuda a mitigar la contaminación y ahorrar recursos naturales.

 

Cómo ahorrar agua sin esfuerzo.

Echemos un vistazo a algunos cambios muy simples que puede realizar en su día a día para comprender cómo ahorrar agua en su hogar. Si te acostumbras a los nuevos hábitos, notarás cómo reducir el consumo de agua y los recibos.

  • Cierre el grifo cuando no esté en uso. Evite el chorro de agua al lavarse las manos o los dientes, y considéralo al lavar los platos o afeitarse. A primera vista puede que no parezca mucho, pero abrir el grifo puede consumir hasta 12 litros de agua por minuto. Recuerda la importancia de estos gestos, si reduces esta tarifa, poco a poco podrás ahorrar mucha agua.
  • Use el lavavajillas correctamente. ¿Sabías que utilizamos más agua para lavar los platos a mano que para usar el lavavajillas? Un truco que puede ayudarnos a ahorrar más, es esperar hasta que esté completamente lleno antes de usar el ciclo más corto.
  • Selecciona bien la ropa que vas a lavar. Si se analiza correctamente, no es necesario lavar toda la ropa después de un uso. Al final del día, elija ropa que pueda y no pueda volver a usarse. Esto permitirá que la canasta de ropa tarde más en llenarse, por lo que deberá colocar menos lavadoras, lo que reducirá el consumo de agua y energía.
  • Utilice programas rápidos para lavar la ropa. Cuando encienda la lavadora, asegúrese de que esté completamente llena y use ciclos cortos o rápidos para economizar agua.
  • Las duchas deben ser más cortas, evitando los largos baños. Tenga en cuenta que una ducha que dura unos 10 minutos requiere aproximadamente 55 litros de agua, mientras que llenar la bañera requiere aproximadamente 160 litros. Puede reducir este número evitando baños, reduciendo las duchas o reduciendo la frecuencia de los baños largos.
  • Cocine con menos agua y reutilizala siempre que puedas. La cocina es otro lugar donde usamos más agua. Y, aunque debe utilizarse, existen algunas técnicas de ahorro. Por ejemplo, cuando tenga que cocinar alimentos, elija usar la olla más pequeña disponible, ya que esto asegurará que no use demasiadas ollas.
    Otra manera de ahorrar agua en la cocina es optar por verduras al vapor en lugar de cocinarlas en una olla. Además, si los cocinas, puedes reutilizar agua rica en nutrientes para regar las plantas.
  • Reutiliza el sobrante de agua. En casi todas las actividades que involucran agua, incluso si intentamos minimizar los costos, perderemos una cierta cantidad. ¿Por qué no reutilizarlo?
  • Reparar el grifo de goteo. Un grifo en mal estado que gotea 60 gotas por minuto desperdicia 700 litros de agua al mes, por lo que revisar todos los grifos para asegurarse de que estén en buenas condiciones y que no goteen le ayudará a ahorrar agua y dinero.
  • Pon un ahorrador de agua en tu grifo. Al igual que instalar estos dispositivos en los grifos de baños y cocinas, los cabezales de ducha de bajo flujo o las manijas pueden reducir en gran medida el consumo de agua en la ducha. El dispositivo de ahorro de agua de la grifería nos permite reducir el consumo de agua hasta en un 50%, gracias a la mezcla de aire añadida al caudal de agua, lo que garantiza que el caudal de agua no pierda presión y ahorra electricidad.
  • Instale inodoros y electrodomésticos inteligentes (cuando se necesiten actualizaciones). Cuando sea necesario cambiar la lavadora o el lavavajillas, o si vas a hacer una reforma en el hogar y tienes la opción de cambiar el baño, puedes comprar un modelo de ahorro energético. A largo plazo, esta es una forma sencilla de ahorrar agua y energía.

Con estos pequeños y sencillos gestos seremos más eficientes y ahorradores en casa.