Si de algo no podemos prescindir cuando nos mudamos es del mobiliario. El desmontaje de muebles y su montaje son una etapa fundamental en el orden de una mudanza, pues también constan de una evaluación y preparación previa. Por lo tanto, factores como sus condiciones, tamaño, peso, ubicación o posibilidad de migrarlos al nuevo domicilio son determinantes en este procedimiento y en el resultado del traslado.

Bien, parece un tanto abrumadora la idea de que el desmontaje de muebles se haga de forma incorrecta y, al momento de montarlo, nos sobren piezas, nos falten o no recordemos dónde iban. Quizás por esto, muchos optan por “no alterar su estado natural”, pese a que en ocasiones es necesario hacerlo.

¿Por qué merece la pena el desmontar el mobiliario?

El desmontaje del mobiliario en una mudanza es un debate entre ahorro de tiempo y de dinero, aunque, por encima de todo, prevalecen las garantías de su resguardo. Para nosotros, como empresa de mudanzas, existe un mandamiento infalible: «Todo lo que se pueda desmontar, se desmontará». Cuando lo hacemos, se aprovecha mejor el espacio dentro del camión y, por ende, nuestros clientes necesitarán menos fletes y se ahorrarán más dinero.

Los muebles son pertenencias que ocupan suficientes dimensiones y que pueden presentar dificultades durante su maniobra. Por tal razón, una manera de salvaguardarlos es haciéndolo por piezas. Ahora, entra la siguiente premisa: “¿Quién lo hará en casa? Si a duras penas alcanza el tiempo para empacar las prendas y algunos artículos de uso frecuente”. Pues para ello, en Bizidem, tenemos planes en los que nos comprometemos con el desmontaje y montaje de los muebles, sin necesidad de que quites ni un tornillo.

Pautas a seguir antes del desmontaje de muebles en una mudanza

En materia de mudanzas, los finales inesperados no se miran con fe. Así que, preparamos algunos tips que te ayudarán a migrar los muebles de tu domicilio, para que lleguen invictos a su destino.

  1. ¡Espera, ponle la lupa!

Así como algunos objetos pueden desmontarse para ganar espacio, agilizar su desplazamiento y tener un margen más amplio de protección, también hay artículos que no se desmontan como las sillas, que pueden ir apiladas dentro del camión, o los sofás.

Asimismo, es esencial medir el mobiliario y comparar estas medidas con las de los pasillos, puertas o ventanas de las estancias (origen y destino), ya que si no caben, es un indicio para desmontarlo.

Vale recalcar que, no todos los muebles se pueden mover por piezas, algunos deben mantenerse intactos, ya sea por su antigüedad o por la dificultad de su instalación.

  1. Que nada se pierda y ¡digan cheese!

Una vez seleccionado el mobiliario a desmontar, captura fotografías de cómo van puestas sus partes y anota qué piezas lo conforman y su orientación, será tu referencia para el montaje. Si quieres mayor precisión, enumera estos pequeños elementos y coloca papelitos con el número correspondiente a donde va cada piececita.

Respecto a las piezas más chiquititas como tornillos, tuercas o bisagras, guárdalas en bolsas herméticas, separadas de acuerdo a su ubicación en el mueble. Además, es conveniente que rotules la bolsa, indicando la cantidad de piezas que hay y a qué parte del mobiliario pertenecen.

Otra alternativa para un desmontaje victorioso es recurrir a los manuales de instrucción que, aunque parezca una idea a destiempo porque “pocos los guardan”, puedes valerte del recurso que todos adoramos, internet, o asistir a la tienda donde lo compraste y pedir la guía.

¡Deja la carga a una empresa profesional!

  1. Una ruta segura para los grandulones

El transporte de los muebles es una de las fases de mayor cuidado, ya sea que estén desmontados o no. En este sentido, si lo harás por tu cuenta debes asegurarte de la posición en la que viajarán, puesto que algunos tienen que ir en sentido vertical y otros, horizontal para que no se dañen o sufran durante el trayecto. Aunado a ello, debes velar por su estabilidad y ajustarlos dentro del vehículo, de manera que no se tambaleen.

Si esta tarea te resulta muy engorrosa, no eres fan de la bricomanía o tu coche no cuenta con las características para migrar muebles, recurre al servicio de desmontaje y transporte de muebles que ofrecemos en Bizidem. Contamos con montadores de muebles profesionales y una flota equipada con niveladores, correas o arneses para “inmovilizar” a los grandulones de tu estancia.

Adicionalmente, tenemos todas las herramientas y materiales para “desunir y volver a unir” todas las piezas de tu mobiliario, sin que nada sobre y nada falte. Parte de nuestro trabajo es mover pisos completos y reubicarlos en un nuevo domicilio, así que sabemos muy bien lo que hacemos, ¡estamos aprobados con honores!

Somos reconocidos porque podemos mover más de 3.000 kilogramos y atravesar portales pequeños, sin ni siquiera derribarlos. Para nosotros no existen límites en peso, en altura y mucho menos en distancias geográficas. ¡Sí que llevamos la txapela con orgullo! ¿Te mudarás y temes por la integridad de tus pertenencias? ¡Es tu momento de cambiar su porvenir, comunícate con nosotros!

¡Auxilio, debo desmontar mi mobiliario!

¡Conecta con tu mudancero interior y sé parte de nuestro staff -desde la distancia-! ¡No te pierdas nuestros contenidos, en ellos hemos encriptado conocimiento puro!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad