¿Por cuenta propia, en un vehículo simple o en una furgoneta para mudanzas? Lo que realmente miden quienes están a punto de mudarse es cuánto supone de ahorro cada opción de transporte y la disposición para viajar con todos sus objetos. Sin embargo, hay un elemento importantísimo que tomar en cuenta en cualquiera de las alternativas: la integridad de sus piezas y la experiencia para moverlos.

No todos los coches soportan el peso de una mudanza y no todas las furgonetas están acondicionadas para transportar X cantidad de objetos. Esta frase es matemática mudancera simple e indica que, a mayor cantidad de objetos o piezas con características específicas que migrar, mayor será la necesidad de contratar un servicio de transporte especializado.  Aunque esto no es lo único, también existen otros factores que pueden mejorarlo (o perjudicarlo) y a los que quizá no les has puesto atención…

1. Volumen de los objetos= capacidad de una furgoneta para mudanzas.

Las furgonetas para mudanzas son vehículos diseñados para soportar cargas y con espacio suficiente para ordenar y desplazar cómodamente los artículos de un lugar a otro.

Ahora bien, cada camión tiene una capacidad establecida y es algo que deberás estudiar al planificar tu traslado, pues debes considerar cuánto espacio vas a requerir, ya que no es lo mismo mover un piso que una empresa completa, por ejemplo.

En cambio, ¿te imaginas migrar una oficina entera en tu coche? ¿Cuántos fletes debes hacer para transportarlo todo? Los coches no están habilitados para realizar estas tareas y los objetos podrían dañarse, además de que su capacidad es limitada.

2. ¿Tienes tiempo para hacer tantas veces el mismo recorrido?

En efecto, un cambio de domicilio es un compromiso de tajo con el tiempo. Pero hacerte cargo del transporte de los objetos supone una dedicación casi exclusiva y agotadora, dado que implica el embalaje, preparación de la carga en tu vehículo, su movilización y posterior descarga. Ok, es inversión de tiempo en escalas superiores.

Caso contrario a que, sencillamente, contrates a una empresa de traslados y le entregues esta tarea que, tal vez, con solo un viaje que hagan en el camión puedan ahorrarte días de recorrido y reducir al máximo tu estrés.

3. Artículos desprotegidos vs. Condiciones adecuadas en una furgoneta para mudanzas

Estamos conscientes de que, por más que empaquemos muy bien los afectos personales, la seguridad con la que son transportados en una flota exclusiva es indiscutible. Supongamos que debes desplazar el frigorífico, una escultura o la caja fuerte de la oficina, de antemano sabes que hacerlo en el coche es complicado y riesgoso para los artículos, para el coche y para ti.

Por su parte, los camiones son herméticos y pueden acoplarse a la clasificación de la mercancía, motivo por el que cuentan con niveladores, arneses o correas para sujetarla y evitar que se tambalee durante el paseo. Unido a ello, las agencias de traslado como Bizidem tienen un staff entrenado para manipular accesorios de cualquier categoría y ubicarlos de manera correcta y estratégica dentro del contenedor.

4. El coche no es apto para “los grandes»

¿Qué hay de las pertenencias voluminosas o las que están en pisos altos? He aquí un pequeño-gran inconveniente para los coches o para los vehículos simples, pues aunado a la rampa que tiene la furgo para facilitar este proceso, también son necesarias las herramientas para trabajos pesados como nuestra Bizinator (oruga) o una grúa elevadora para labores de altura.

En este orden, el servicio de mudanzas de Bizidem dispone tanto de una flota acondicionada como de un set de instrumentos modernos para maniobrar con precisión y rapidez los elementos más grandes, sin acabar con su integridad.

5. Furgonetas para mudanzas con póliza contra daños: la seguridad es un valor agregado

Si de algo es evidente, es que nadie apuesta por mudarse si el estado de sus pertenencias está en peligro. Razón por la que muchas personas pagan la asistencia de una empresa de transporte que cuente con cobertura contra accidentes y se responsabilice del resguardo de los artículos antes, durante y después del recorrido. Este valioso beneficio no lo podemos tener en vehículos independientes y es una ventaja única que ofrecen los profesionales en el sector.

En conclusión, alquilar una furgoneta para mudanzas es la mejor opción migratoria, puesto que está equipada para viajar con gran cantidad de peso, indiferentemente de la tipología de los objetos y de la distancia que recorrerá. ¡Mejor, disfruta en tu coche y protege tu espalda, déjale la carga a los mudanceros de Bizidem! ¿Quieres cotizar un presupuesto cerrado, ajustado a tu bolsillo y sin facturaciones misteriosas? ¡Es con nosotros!

Quiero un Bizi-traslado

¿Tu mudanza te agobia? ¿Sientes que quieres teletransportarte con tus objetos? ¿No sabes por dónde empezar?…Si leíste estas preguntas con tono de comercial de televisión, la preocupación por tu traslado ha surtido efecto. ¡Sigue nuestros contenidos y súmate a la comunidad Mudanzas Invictas! ¡Sé un experto!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad