En los traslados existen objetos livianos, pesados, pequeño, grandes, frágiles, rústicos y están las cajas fuertes, que lo tienen todo, exceptuando la ligereza, porque, aunque sea la más chiquitina de todas no tendrá “peso pluma”. Hacer una mudanza de caja fuerte es un reto exigente y es que ni la mayor fuerza bruta podría moverla sin salir ileso.

Estos traslados sobrepasan la ayuda del ejército de amigos, los músculos del fornido o el apoyo moral de quienes se acerquen a apreciar su manipulación. De manera que, para llevarla a cabo es imprescindible la ayuda de un equipo técnico entrenado en este ámbito tan, pero taaan pesado.

Mudanza de caja fuerte en Bilbao. ¿Cómo hacerla?

¿Qué diferencia hay entre los mudanceros tradicionales y una agencia con un currículo vitae en cajas fuertes? ¡La maquinaria, la experiencia y un haber de instrumentos exclusivos para tan arriesgada faena! Estas cajas confidenciales son las grandulonas del lugar, pero requieren un tratamiento “de seda”, sumamente riguroso y preciso, tanto como su combinación secreta.

La primera operación matemática para desplazar una caja fuerte es apuntar sus medidas, su peso y su longitud. Seguidamente, deben considerarse las dimensiones de las puertas, los pasillos, ascensores y escaleras del lugar de origen y de destino. Esto evitará daños en la estructura del edificio y permitirá diseñar un plan logístico con mayor cobertura, ¡ya sabrás que la seguridad esta ante todo!

Inclusive, es aconsejable medir las ventanas, puesto que es una alternativa cuando las zonas principales son inseguras, delicadas o muy reducidas. Y, pese a que parezca una idea descabellada, para los mudanceros capacitados tiene sentido en casos extremos. Otro factor que atender es el anclaje del gran almacenaje secreto, ya que hará un poco más compleja su extracción y se necesitarán herramientas apropiadas.

Herramientas para hacer una mudanza de caja fuerte.

Una agencia preparada para mudar cajas fuertes tiene en su poderoso almacén: elevadores, niveladores, grúas, arneses, cuerdas, camiones acondicionados para trasladarlas. También disponen de un embalaje resistente, que aporta protección a su enorme carcasa y al panel numérico, además de un grupo de expertos, capaces de mover hasta un edificio repleto de objetos hacia otro país.

Estas enormes piezas de seguridad son cargas ultra pesadas, solo en su estructura pueden contar los 3.000 kilogramos y su manejo es verdaderamente difícil. Sin embargo, en Bizidem tenemos al pequeño Terminator, así apodamos a la máquina que usamos para manipular objetos pesados con precisión. ¡Y es que un error o un mal movimiento podrían traer complicaciones a tu salud o a la integridad del artículo!

Hay pertenencias que puedes retirar sin problema y moverlas con tus propios recursos, pero las cajas fuertes sí que te recomendamos hacerlo con la ayuda de mudanceros preparados. Asumir este tipo de mudanzas va por encima de agrupar prendas en una caja de cartón, es un proceso que amerita planificación y tratamientos exclusivos.

mudanzas de caja fuerte seguras

La diferencia entre una mudanza estresante y un traslado tranquilo está en las destrezas que desarrolles para hacerlo increíble. ¡No te pierdas nuestros blogpost semanales y especialízate en ese momento! ¡Hazlo de la mejor manera!